Santiago Alba Rico

| Madrid, 1960

Estudió Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid. Entre 1984 y 1991 fue guionista de tres programas de televisión española (entre ellos, el muy conocido La Bola de Cristal). Ha publicado artículos en numerosos periódicos y revistas y, entre sus obras, se cuentan los ensayos Las reglas del caos. Apuntes para una antropología del mercado (1995, libro finalista del premio Anagrama), La ciudad intangible (ensayo sobre el fin del neolítico) (2001), El Islam jacobino (2002), Vendrá la realidad y nos encontrará dormidos. Partes de guerra y prosas de resistencia (2006), Leer con niños y Capitalismo y nihilismo (2007), así como dos antologías de sus guiones: Viva el Mal, viva el Capital (2001) y Viva la CIA, viva la economía (2003). Es también autor de un relato para niños titulado El mundo incompleto. Un cuento sobre la creación y los autores. Es coautor, junto a Carlos Fernández Liria, de los libros Dejar de pensar (1986), Volver a pensar (1989), y Cuba; la ilustración y el socialismo y El naufragio del hombre (2010). Ha colaborado en numerosas obras colectivas de análisis político (sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001 y del 11 de marzo de 2004, sobre Cuba, Venezuela, Iraq, etc.). Desde 1988 vive en el mundo árabe y ha traducido al castellano al poeta egipcio Naguib Surur y más recientemente al novelista iraquí Mohammed Jydair. Fue asimismo guionista de la película Bagdad-Rap (2004) y es autor de una obra teatral, B-52, estrenada en 2010. En los últimos años viene colaborando en numerosos medios, tanto digitales como en papel (la conocida web de información alternativa Rebelión, Archipiélago, Ladinamo, Diagonal etc.). En Venezuela ha publicado junto a Pascual Serrano el libro Medios violentos (palabras e imágenes para la guerra) (2007). Su penúltimo libro, Noticias, fue publicado en la editorial Caballo de Troya en mayo de 2010. En marzo de 2011 publicó Túnez, la revolución, donde recoge las crónicas escritas bajo el nombre de Alma Allende durante la revolución tunecina del 14 de enero de ese año.